Sección de artículos

    La carga fiscal para los individuos en España y el Reino Unido varía según varios factores, como los ingresos, las deducciones y los regímenes fiscales aplicables. En España, el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) es progresivo, con tasas impositivas que oscilan entre el 19% y el 47%. Además, existen impuestos adicionales sobre el patrimonio y sucesiones y donaciones. En el Reino Unido, el impuesto sobre la renta se estructura en bandas de tasas que van desde el 20% hasta el 45%. Además del impuesto sobre la renta, los residentes en el Reino Unido también están sujetos a otros impuestos, como el National Insurance Contribution (Contribución Nacional de Seguros), que financia el sistema de seguridad social. En general, la carga fiscal para los individuos puede variar según sus circunstancias personales y es recomendable buscar asesoramiento fiscal personalizado para entender plenamente las implicaciones fiscales en cada país.

    in Asesoría
    ¿Te resultó útil este artículo?