Sección de artículos

    No cumplir con las obligaciones fiscales en el Reino Unido puede tener graves consecuencias. El incumplimiento puede resultar en sanciones y multas impuestas por HM Revenue & Customs (HMRC). Las sanciones pueden variar según la gravedad del incumplimiento y pueden incluir multas iniciales, multas diarias por retraso en la presentación de declaraciones o pagos, multas basadas en un porcentaje de los impuestos adeudados y acciones legales para recuperar los impuestos adeudados. Además de las multas, el incumplimiento continuo puede llamar la atención de HMRC y resultar en una mayor revisión y escrutinio de tus asuntos fiscales. Esto puede llevar a una investigación más exhaustiva, auditorías y posibles penalidades adicionales. También es importante tener en cuenta que el incumplimiento fiscal puede tener un impacto negativo en la reputación de tu empresa y la relación con los proveedores y clientes. Por lo tanto, es fundamental cumplir con todas las obligaciones fiscales, presentar declaraciones y pagos a tiempo y mantener registros adecuados para garantizar el cumplimiento y evitar consecuencias desfavorables.

    in Asesoría
    ¿Te resultó útil este artículo?