Sección de artículos

    En España, los dividendos están sujetos al impuesto sobre la renta y se gravan a través de la base imponible general del IRPF. La tasa impositiva aplicable a los dividendos puede variar según la cantidad percibida y la situación fiscal del receptor. Además, existe una deducción en la cuota íntegra por doble imposición internacional que puede reducir la carga fiscal para los dividendos recibidos de fuentes extranjeras. En el Reino Unido, los dividendos también están sujetos a impuestos, pero se benefician de un Dividend Allowance (exención de dividendos) que permite recibir una cierta cantidad de dividendos sin pagar impuestos. Sin embargo, una vez superado el límite de exención, los dividendos están sujetos a tasas impositivas específicas según los ingresos del receptor. Es importante tener en cuenta que las normas y tasas impositivas pueden cambiar, por lo que es recomendable consultar la legislación fiscal actualizada y buscar asesoramiento profesional para entender plenamente las implicaciones fiscales.

    in Asesoría
    ¿Te resultó útil este artículo?