Sección de artículos

    Las principales diferencias fiscales entre España y el Reino Unido incluyen las tasas impositivas corporativas y personales, el tratamiento de las ganancias de capital, las deducciones fiscales disponibles, las obligaciones para las empresas con operaciones transfronterizas y las regulaciones fiscales específicas para ciertos sectores. España tiene una tasa impositiva corporativa general del 25%, mientras que en el Reino Unido, la tasa impositiva de sociedades es
    del 19% (a partir de abril de 2023). En términos de impuestos personales, España tiene un sistema de impuesto sobre la renta progresivo con una tasa máxima del 47%, mientras que el Reino Unido tiene una estructura de impuesto sobre la renta con tasas que varían desde el 20% hasta el 45%. Estas diferencias en las tasas impositivas pueden tener un impacto significativo en la carga fiscal para las empresas y los individuos.

    in Asesoría
    ¿Te resultó útil este artículo?