Sección de artículos

    Para cerrar una empresa en el Reino Unido, debes seguir ciertos procedimientos legales. Esto incluye convocar una reunión de accionistas para aprobar la disolución de la empresa, presentar los documentos de disolución ante Companies House, liquidar los activos de la empresa, pagar a los acreedores y cancelar las obligaciones fiscales. Es recomendable contar con el asesoramiento de un profesional para asegurarte de cumplir con todos los requisitos
    legales y fiscales.

    in Asesoría
    ¿Te resultó útil este artículo?