Sección de artículos

    En el Reino Unido, existen varios gastos empresariales que puedes reclamar como deducciones fiscales para reducir tu carga tributaria. Algunos de los gastos más comunes que pueden ser deducibles incluyen los gastos de alquiler de oficina, las facturas de servicios públicos, los salarios y beneficios para empleados, los gastos de viaje y hospedaje relacionados con el trabajo, los costos de publicidad y marketing, los gastos de suministros y material de oficina, y los honorarios profesionales, como los de contadores o abogados. Es importante mantener registros precisos y detallados de estos gastos, incluyendo facturas y recibos, para respaldar tus reclamaciones fiscales y asegurarte de cumplir con las reglas y regulaciones fiscales vigentes.

    in Contabilidad
    ¿Te resultó útil este artículo?