Sección de artículos

    El Brexit ha tenido varias implicaciones para las empresas que operan en el Reino Unido. Esto incluye cambios en los términos del comercio con la Unión Europea (UE), como nuevas barreras comerciales y regulaciones aduaneras. Las empresas que comercian con la UE deben cumplir con las nuevas formalidades aduaneras y los requisitos de certificación. También puede haber cambios en la movilidad laboral y en las regulaciones de inmigración para ciudadanos de la UE. Es importante que las empresas se informen y se adapten a estos cambios para mitigar cualquier impacto negativo.

    in Asesoría
    ¿Te resultó útil este artículo?